Grandes clásicos Reparación quirúrgica estable con rehabilitación acelerada frente a tratamiento no quirúrgico para las roturas agudas del tendón de Aquiles: un estudio controlado aleatorizado

Revisión escrita por Dr Ebonie Rio info

Puntos Clave

  1. A los 12 meses de seguimiento, no hubo diferencias estadísticamente significativas en la puntuación de rotura del tendón de Aquiles (ATRS) entre los que recibieron cirugía y rehabilitación acelerada temprana y los que no.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

La rotura aguda del tendón de Aquiles (ATR) puede ser una lesión traumática. En la población general, la ATR se produce en aproximadamente 18 de cada 10.000 personas (0,18%). En las poblaciones de deportistas, la cifra se acerca más al 6-18% (1). La ATR puede tratarse de forma quirúrgica o conservadora; en ambos casos se suele proceder a la inmovilización y luego a diversas formas de movilización.

La re-rotura es una medida indirecta del éxito tras la ATR. Aunque la re-rotura es poco frecuente, muchas personas que se rompen el tendón de Aquiles experimentan déficits significativos y continuos en su función y calidad de vida (2,3). El objetivo de este estudio fue evaluar si la carga temprana del tendón y el entrenamiento de la amplitud de movimiento podrían mejorar el resultado y la función informados por el paciente después de una ATR total aguda.

Muchas personas que se rompen el tendón de Aquiles experimentan déficits significativos y continuos en su función y calidad de vida.
bulb
Ayudar a sus pacientes a tomar una decisión informada es fundamental.

MÉTODOS

Se incluyeron en este estudio los participantes con una ATR aguda. Las roturas de más de cuatro días y las re-roturas fueron criterios de exclusión, al igual que las enfermedades neuromusculares, la diabetes, las enfermedades vasculares periféricas y el tratamiento

para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más