• Mi librería
  • Aceptación de las intervenciones no quirúrgicas…

Aceptación de las intervenciones no quirúrgicas basadas en la evidencia para la osteoartritis de rodilla. Un estudio cualitativo

Revisión escrita por Dr Jarod Hall info

Puntos clave

  1. Los hallazgos de este estudio demuestran que la mayoría de las personas que buscan un reemplazo total de rodilla tienen creencias mal adaptadas que entran en conflicto con el consenso general encontrado en la literatura con respecto a la osteoartritis.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

La osteoartritis (OA, por sus siglas en inglés) es la enfermedad articular más prevalente y una de las principales fuentes por las cuales se atribuye el dolor crónico y la discapacidad en los Estados Unidos. La OA de rodilla representa más del 80% de la carga total de la enfermedad y afecta al menos al 19% de los adultos estadounidenses mayores de 45 años (1,2). Las intervenciones no quirúrgicas basadas en la evidencia, como la pérdida de peso y el ejercicio, pueden reducir el dolor y la discapacidad asociados con la OA de la rodilla, y las guías sobre las mejores prácticas recomiendan que dichas intervenciones debenestar respaldadas por cambios de comportamiento, además de medicamentos no opioides (3,4).

A pesar de la evidencia sólida de que participar en un plan de intervención no quirúrgica puede retrasar o incluso evitar la necesidad de cirugía en la mayoría de los pacientes con OA de rodilla de moderada a grave, los datos demuestran que el paciente a menudo está en desacuerdo con esta evidencia y que la mayoría de las personas que viven con OA no han intentado una estrategia basada en el ejercicio o un programa para perder peso para aliviar los síntomas y mejorar la función (3). El objetivo de este estudio fue investigar los factores cognitivos relacionados con el paciente, como sus creencias y actitudes hacia la OA de rodilla y su tratamiento

Las intervenciones no quirúrgicas basadas en la evidencia, como la pérdida de peso y el ejercicio, pueden reducir el dolor y la discapacidad asociados con la OA de la rodilla.
bulb
Las creencias expresadas por los pacientes están en un evidente contraste con lo que esperaríamos al considerar el creciente cuerpo de evidencia que ha demostrado el impacto positivo de la pérdida de peso y el entrenamiento de resistencia.

MÉTODOS

Los pacientes en la lista de espera para artroplastia total de rodilla (TKA) que tenían cita en la clínica ortopédica de pre admisión en un gran hospital en Australia fueron contactados para participar en este estudio. La muestra estuvo compuesta

para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más