Inhibición muscular artrogénica: mejor evidencia, mecanismos y teoría para tratar lo que no se ve en la rehabilitación clínica

Revisión escrita por Dr Jarred Boyd info

Puntos clave

  1. La inhibición muscular artrogénica se manifiesta como una condición en la que el músculo no lesionado de una articulación lesionada correspondiente se inhibe voluntariamente, impidiendo en última instancia la capacidad de resolver las cualidades musculares neurofisiológicas requeridas.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

La inhibición muscular artrogénica (AMI) puede definirse como la reducción de la capacidad de activar voluntariamente la musculatura no lesionada vecina a una articulación lesionada, sobre todo la de la rodilla (1). La mitigación de este fenómeno neurofisiológico debe abordarse con soluciones distintas, ya que puede ser un importante inhibidor del rendimiento.

Si bien la cascada inflamatoria, el dolor, el derrame articular y, por supuesto, la laxitud articular y las alteraciones de los mecanorreceptores a través de una lesión estructural son factores desencadenantes del desarrollo de la AMI, esto no explica los procesos mecánicos que subyacen al fenómeno, lo que en última instancia justifica estrategias distintas (2).

El objetivo principal de este artículo fue proporcionar una visión general de los procesos neurofisiológicos implicados en el desarrollo de la AMI; y, lo que es más importante, ofrecer soluciones para corregir el curso de la AMI o, simplemente, ponerlas en práctica al iniciar la rehabilitación, evitando así por completo la AMI.

La inhibición muscular artrogénica puede definirse como la reducción de la capacidad de activar voluntariamente la musculatura no lesionada vecina a una articulación lesionada, sobre todo la de la rodilla.
bulb
Parece que intervenir sobre los instigadores iniciales de la inhibición muscular artrogénica -dolor, derrame articular e inflamación- limita la proliferación negativa de los efectos neurofisiológicos en todo el sistema.

INTERVENCIONES BASADAS EN LA EVIDENCIA

  • Enfriamiento articular focal El enfriamiento articular focal, consistente en la aplicación directa de hielo en la zona lesionada durante 20-30 minutos, parece ser una opción viable para mejorar la activación muscular volitiva. Uno de los posibles mecanismos por los que
para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más