Una revisión del entrenamiento de la estabilidad del core en la rehabilitación: Hechos, falacias y direcciones futuras

author

Eric Bowman

Physiotherapist Ontario, Canada

En las últimas dos décadas, una de las formas más populares de ejercicio en la industria de la salud y el estado físico es el entrenamiento de la estabilidad central o core stability. Si bien la moda está comenzando a desaparecer un poco, aún puedes ir a muchas clínicas o gimnasios con entrenadores personales (PT, Personal Trainers) y ver que a las personas se les dice que contraigan el abdomen cuando hacen ejercicios.

Confesaré, como antiguo alumno y actual amigo de McGill’s, que todo el concepto de la estabilidad central (particularmente el enfoque de TVA/MF) ha sido una gran espina en mi costado durante muchos años.

¿Dónde comenzó? ¿Dónde nos equivocamos? Eso es lo que explicaré en este artículo.

Antes de comenzar, me gustaría proporcionar una definición de estabilidad, ya que la estabilidad significa diferentes cosas según diferentes personas. El término estabilidad tiene muchos significados, incluido el control del movimiento, el equilibrio, la rigidez o la ausencia de movimiento, o la estabilidad estructural. Esta es la definición de estabilidad de Webster:

1: la calidad, estado o grado de estabilidad: como

a: la fuerza para resistir o soportar: firmeza

b: la propiedad de un cuerpo que la produce cuando es perturbada por una condición de equilibrio o movimiento constante para desarrollar fuerzas o momentos que restablecen la condición original.

c: resistencia al cambio químico o a la desintegración física”

ORIGENES DE LA ESTABILIDAD CENTRAL – PANJABI

A principios de la década de 1990, un investigador llamado Panjabi definió por primera vez el concepto de la zona neutral como “Una región de movimiento intervertebral alrededor de la postura neutral donde la columna vertebral pasiva ofrece poca resistencia 1,2.”

Panjabi propuso que una zona neutral más pequeña significaba que una articulación era más estable. Panjabi reconoció 3 contribuyentes de la estabilidad espinal….

  • Subsistema activo: Músculos espinales
  • Subsistema pasivo: Columna espinal
  • Subsistema de control: Neural1,2

LA INVESTIGACIÓN DE AUSTRALIA SOBRE EL NUCLEO INTERNO

A mediados y finales de la década de 1990, Paul Hodges, Carolyn Richardson y otros investigadores compararon personas con y sin dolor lumbar (LBP, low back pain) para ver qué tan rápido se activan sus músculos centrales en respuesta a varios movimientos de brazos y piernas. Lo que encontraron fue que el músculo transverso abdominal (TVA) y multifidos (MF) tardaban más en activarse en personas con dolor lumbar en comparación con las personas sin dolor lumbar. No se activaron otros músculos de manera diferente entre los grupos 3.

Estos estudios crearon la idea de la existencia de un núcleo interno que consiste en el TVA, los MF y el suelo pélvico que se contrae independientemente del núcleo externo. Se pensaba que el TVA aumentaba la estabilidad de la columna vertebral a través de su unión a la fascia toracolumbar. El drawing-in o hollowing abdominal (extracción o vaciado abdominal) contrae el TVA y los MF y aumenta la presión intraabdominal 3.

Un estudio de 1997 realizado por Peter O’Sullivan et al. mostró que los ejercicios de estabilidad central o core mejoraron los resultados en personas con espondilolistesis en comparación con la atención Médica General (GP, General Practitioner)4. Hides et al. mostraron que entrenar el núcleo interno disminuyó el riesgo de desarrollar dolor lumbar 5.

Como tal, se creyó que los problemas del TVA y los MF causan dolor lumbar, que todas las personas con dolor lumbar necesitan ejercicios de estabilidad central y que los músculos del núcleo interno son los músculos más importantes para la estabilidad de la columna y la salud de la espalda baja. ¡Boom! Nació una nueva tendencia. Los ejercicios de estabilidad central siguen siendo la intervención más prescrita para el LBP.

image

Lo que las personas que citan la investigación tienden a obviar es que la investigación de Hodges et al. fue transversal. Como tal, no podemos decir si los retrasos en la actividad de los músculos centrales son una causa o consecuencia del dolor. El dolor puede afectar la actividad muscular y la investigación prospectiva no ha encontrado una asociación entre la función del TVA basal y el desarrollo de dolor lumbar 6.

Además, el retraso promedio en la activación muscular fue de 20-50 ms en todos los estudios, lo cual es insignificante. Algunos investigadores han cuestionado la legitimidad de medir la actividad de los MF a través de EMG de superficie, ya que existe la posibilidad de diafonía entre el erector de la columna. Además, algunas investigaciones han demostrado retrasos en la activación de otros músculos centrales en personas con dolor lumbar 7.

STUART MCGILL Y EL ENFOQUE GLOBAL

En 2003, McGill et al. midieron el papel de cada músculo en la estabilidad de la columna y descubrieron que cada músculo contribuía de manera bastante equitativa a la estabilidad de la columna en varias tareas 8. Su investigación también mostró que en la gráfica disminuyó la actividad de los músculos del núcleo externo y, como tal, eliminó muchos músculos estabilizadores de la ecuación 9.

Por el contrario, el bracing (rigidez de todos los músculos del núcleo) contrae todos los músculos y se ha demostrado que aumenta la actividad del TVA y los MF, aumenta la estabilidad de la columna y aumenta la capacidad de responder a las perturbaciones en comparación con el estiramiento 9. Un estudio reciente encontró eficacia en el uso de ejercicios del tipo bracing en el LBP 10

Nota al margen: algunos estudios que afirman usar bracing en realidad usan hollowing o drawing-in.

Sin embargo, la mayoría de las tareas (incluyendo levantar hasta 70 libras) requieren una contracción voluntaria máxima del núcleo central del 4-8% para una estabilidad espinal suficiente. Este nivel de actividad muscular central se puede generar de forma natural y reflexiva sin emplear el bracing, a menos que tenga una lesión de la médula espinal u otra afección neurológica9.

El bracing aumenta las fuerzas de compresión en la columna lumbar 11 y como tal puede ser apropiado para tareas de mayor peso (es decir, entrenamientos de fuerza), pero es “excesivo” para las tareas del día a día.

CIENCIA DEL DOLOR Y EL ENFOQUE BIOPSICOSOCIAL

Gracias al trabajo de investigadores como Peter O’Sullivan, Kieran O’Sullivan y otros, conocemos el vínculo entre los factores psicosociales y el LBP.

Una gran variedad de factores psicosociales está asociados con la transición de dolor lumbar agudo a crónico, incluidos el estrés, la ansiedad, la depresión, la hipervigilancia, fear-avoidance (evitación del miedo), la kinesiofobia y el catastrofismo 12,13.

Algunos estudios también han demostrado que algunas personas con dolor lumbar crónico tienen hiperactividad en sus músculos centrales. La noción de que la columna lumbar es inestable puede causar estas creencias y comportamientos desadaptativos y puede favorecer un mayor enfoque en la protección de la columna vertebral 12,13.

INVESTIGACIONES RECIENTE

Los estudios en 2012 y 2014 han demostrado que los ejercicios de la estabilidad central o core no fueron superiores al ejercicio general para mejorar los resultados 14,15. Una cosa importante a tener en cuenta es que los protocolos de ejercicio general en muchos estudios a menudo incluían ejercicios básicos generales (es decir, planchas, bird-dogs, etc.). Un estudio realizado en 2017 mostró que los ejercicios de estabilidad central proporcionaron mejores resultados a los 3 meses en comparación con el ejercicio general, pero no se tomaron medidas a los 6 y 12 meses y una revisión de 2018 mostró que los ejercicios de estabilidad central eran más efectivos que los ejercicios generales 16,18.

image

Una revisión sistemática de 2013 no encontró correlación entre los cambios en la activación del TVA y los MF, y los resultados clínicos en personas con dolor lumbar 6. Un artículo de 2017 mostró que la estabilidad de la columna vertebral en personas con dolor de espalda no cambió significativamente después de realizar un programa de control motor o un programa de ejercicio general 17.

IMPLICACIONES CLÍNICAS

Los ejercicios de estabilidad central o core por sí mismos no son necesariamente malos, solo depende de cómo se comercialicen. Si se usan como un medio de movimiento y ejercicio que es tolerado por el individuo (suponiendo que son bien tolerados), entonces está bien. Si dices “que necesita hacer ejercicios de estabilidad central para mantener su columna vertebral”, es muy probable que ofrezcas un efecto nocebo.

El Drawing-in de forma aislada (es decir, al acostarse de espaldas y levantar las piernas / brazos hacia arriba) está bien, pero no es aconsejable al hacer ejercicios de core avanzados, levantar objetos pesados o ejercicios de equilibrio.

Para resumir este artículo tan largo:

  • La actividad muscular central se puede alterar en personas con dolor lumbar, pero es relevante para la estabilidad de la columna vertebral y el dolor lumbar es cuestionable
  • El TVA y los MF no son más importantes para la estabilidad del núcleo que cualquier otro músculo
  • Los ejercicios diseñados para enfocarse en el TVA y los MF no han producido resultados más favorables en el LBP que el ejercicio general
  • Hacer ejercicios draw-in de forma aislada están bien, pero no debe usarse cuando se realizan ejercicios de core avanzados, ejercicios de levantamiento o equilibrio.
  • El bracing es apropiado cuando se necesita estabilidad adicional (es decir, levantar cargas pesadas) pero no debe usarse para las tareas diarias
  • La creencia de que “su columna vertebral es inestable” puede (en teoría) causar problemas como fear-avoidance (evitación del miedo), hipervigilancia y guarding (rigidez abdominal) que están asociados con el LBP.

Esto fue publicado originalmente en el sitio web de Eric Bowman. Puede hacer clic aquí para leer más sobre este autor.

¿ESTÁS AL DÍA CON LA INVESTIGACIÓN MÁS RECIENTE?

Nuestro equipo de expertos analiza y resume la investigación mas reciente y clinicamente relevante cada mes.

Suscríbete a nuestra revista sin compromiso durante 7 días, si después de una semana no quieres ser un fisioterapeuta actualizado, puedes cancelar tu suscripción sin coste alguno.

MÁS INFO

Sobre el Autor

author

Eric Bowman

Physiotherapist Ontario, Canada

Eric Bowman es un fisioterapeuta y entrenador de fuerza registrado en Ontario, Canadá, que trabaja en las áreas de dolor musculoesquelético crónico, rehabilitación deportiva, rehabilitación geriátrica y fuerza & acondicionamiento. También está involucrado intermitentemente con el programa de Kinesiología de la Universidad de Waterloo y el programa de Fisioterapia de la Universidad de Western. También compite ocasionalmente como levantador de pesas y ha completado el CPU Coaching Workshop & Seminar.

Mi clasificación

Comentarios

Si tienes una pregunta, sugerencia o enlace de alguna investigación relacionada, ¡compártelo a continuación!