Adaptación del modelo dinámico y recurrente de lesiones deportivas a la conmoción cerebral: Un enfoque individualizado para la prevención, detección, evaluación y tratamiento de las conmociones cerebrales

Revisión escrita por Dr Travis Pollen info

Puntos clave

  1. Los factores de riesgo de la conmoción cerebral predisponen a los atletas y los hacen susceptibles a la conmoción cerebral. Conocer los factores de riesgo puede ayudar a los profesionales médicos a evaluar individualmente a los atletas, así como dirigir sus esfuerzos a la prevención de lesiones.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

En 1994, el Dr. Willem Meeuwisse desarrolló un modelo multifactorial de etiología de lesiones deportivas [1]. El modelo destacó el papel de los factores de riesgo que preceden al mecanismo de la lesión. Desglosó estos factores de riesgo en aquellos internos para el atleta (por ejemplo, lesión previa, edad), que los predisponen a sufrir lesiones, y aquellos externos al atleta (por ejemplo, equipo, comportamiento del oponente), que aumentan la susceptibilidad a la lesión.

En 2007, Meeuwisse y sus colaboradores actualizaron el modelo para reflejar la naturaleza dinámica y recurrente de la lesión [2]. El modelo actualizado enfatizó la naturaleza en constante evolución (es decir, dinámica) de los factores de riesgo para un atleta. Utilizó el resultado de cada exposición atlética – hubiera una lesión o no – para recalibrar los factores de riesgo internos y externos del atleta. De esta manera, cada exposición atlética proporciona una oportunidad para que el atleta se adapte de manera positiva o negativa y, en conjunto, disminuya o aumente el riesgo de lesiones.

El propósito de este comentario clínico fue examinar la conmoción cerebral bajo la lente de ese modelo dinámico y recurrente de lesiones deportivas. La observación analizó los factores de riesgo de conmoción cerebral, así como las estrategias de detección y tratamiento.

Cada exposición atlética proporciona una oportunidad para que el atleta se adapte de manera positiva o negativa y, en conjunto, disminuya o aumente el riesgo de lesiones.
bulb
Si los síntomas empeoran o aumentan en cualquier etapa, el atleta debe abandonar su actividad hasta que los síntomas desaparezcan completamente.

Factores de Riesgo de Conmoción Cerebral El evento que incita a una conmoción cerebral suele ser un impacto en la cabeza o un golpe en el cuerpo que transmite fuerza hasta la cabeza. Sin embargo, antes de que ocurra el evento incitante o lesivo, cada atleta tiene una combinación única de factores que pueden aumentar el riesgo. La evidencia reciente indica que los elementos enumerados en el Cuadro 1 son factores de riesgo de conmoción cerebral.

Image

Comprender estos factores de riesgo ayuda a los profesionales médicos a evaluar el riesgo individual de los atletas y también a dirigir los esfuerzos de prevención hacia la mitigación de los factores modificables. Por ejemplo, el entrenamiento del control neuromuscular puede reducir la incidencia de conmoción cerebral.

Detección de Conmoción Cerebral/Exploración Cuando se sospecha una conmoción cerebral después de un evento incitante o lesivo, se deben examinar los signos y síntomas enumerados en el Cuadro 2.

Image

Dos herramientas basadas en pruebas para la detección de la conmoción cerebral son las Herramienta de Reconocimiento de Conmociones Cerebrales (para uso secundario) [3] y la Herramienta de Evaluación de Conmoción Cerebral Deportiva (para uso dentro y fuera del campo) [4]. Cuando se detecta una conmoción cerebral, el atleta debe ser retirado de la actividad inmediatamente. Sin embargo, no es raro que haya un retraso entre el evento incitante o lesivo y la aparición de los síntomas. Curiosamente, un mayor retraso en los síntomas ha sido asociado con tiempos de recuperación más largos.

Manejo de Conmociones Cerebrales/Recuperación El primer paso en el tratamiento de la conmoción cerebral es de 1 a 2 días de descanso cognitivo y físico. Después del descanso, es posible regresar gradualmente a las actividades de la vida diaria. Una vez que los síntomas se han resuelto con las actividades de la vida diaria (generalmente dentro de unos días posteriores a la lesión), puede comenzar el regreso gradual a la escuela y el deporte.

El regreso a la escuela debe ocurrir en varias etapas, y cada etapa debe durar al menos un día: (1) actividades escolares fuera de la escuela, (2) actividades escolares en la escuela a tiempo parcial y (3) regreso completo a la escuela. Es posible que se requieran adaptaciones académicas, tales como tiempo adicional para hacer exámenes, un ambiente tranquilo, plazos extendidos y puede ser necesario reducir el tiempo frente a las pantallas

El regreso al deporte puede ocurrir al mismo tiempo que el regreso a la escuela. También debe ocurrir en varias etapas: (1) ejercicio aeróbico ligero, (2) ejercicio deportivo específico, (3) práctica sin contacto, (4) práctica de contacto y (5) regreso completo al deporte. El ejercicio puede ayudar a ayudar al proceso de recuperación, pero si los síntomas aumentan en cualquiera de las etapas anteriores, el atleta debe suspender su actividad hasta que los síntomas desaparezcan.

En general, los atletas pueden esperar tiempos de recuperación más largos cuando los síntomas son más severos. En los casos en que los síntomas duran más de 1-2 semanas, se debe implementar una evaluación multifactorial, con aportes y rehabilitación dirigida por un equipo de atención multidisciplinaria. Por ejemplo, el atleta podría ser derivado a especialistas en rehabilitación vestibular, rehabilitación de la columna cervical y/o (neuro) psicología.

En términos de la función del fisioterapeuta, el diagnóstico diferencial de dolor de cabeza y mareos es especialmente importante para determinar un mejor enfoque de tratamiento. Por ejemplo, se ha demostrado que las cefaleas cervicogénicas, el vértigo posicional paroxístico benigno y la hipofunción vestibular periférica unilateral responden bien a la fisioterapia

+Referencia del Estudio

para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más