El modelo biopsicosocial se pierde en la traducción: de la tergiversación a una modernización enactiva

Revisión escrita por Dr Sandy Hilton info

Puntos clave

  1. Un enfoque enactivo -BPS requiere que los clínicos sean flexibles y se sientan cómodos con la incertidumbre.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

El modelo biopsicosocial (BPSM) se ha descrito en la literatura clínica como un marco para la práctica desde que Engel lo propuso por primera vez en 1977 (1). El significado ha cambiado con el tiempo, y en algunos casos se ha vuelto altamente biomédico con poca atención a las contribuciones sociales y psicológicas de la salud y la enfermedad.

Los autores informaron que esto tiene efectos negativos en la investigación y la práctica clínica. Presentaron una variación “humanista” centrada en la persona y una variación “causal” centrada en las contribuciones multifactoriales de la salud y la enfermedad.

Para reconceptualizar y modernizar el BPSM, los autores propusieron un enfoque enactivo que combinara la experiencia, los enfoques prácticos orientados a la acción y la cognición.

El modelo biopsicosocial se describió en la literatura clínica como un marco para la práctica en 1977.
bulb
El modelo BPS permite que los pacientes no sólo se sientan escuchados, sino que sus tratamientos reflejen su conexión con el entorno más amplio fuera de la clínica.

MÉTODOS

Este artículo fue una revisión narrativa crítica del BSPM en términos de atención médica y dolor musculoesquelético. El alcance de la revisión se limitó a la introducción de literatura sobre enactivismo y destacó el trabajo sobre el avance de la

para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más