Desbloquea TODAS las 883 las revisiones ahora Más información aquí

¿Qué modalidades específicas de ejercicio son más efectivas para tratar el dolor lumbar? Meta-análisis

Revisión escrita por Dr Mary O'Keeffe info

Puntos Clave

  1. El ejercicio es un tratamiento recomendado para el dolor lumbar crónico (CLBP). Las guías clínicas actuales establecen que ningún tipo de ejercicio es superior a otro, y que todos tienen efectos pequeños o modestos sobre el dolor y la discapacidad.
  2. Este meta-análisis encontró que el pilates tenía el mayor efecto sobre el dolor, que el ejercicio de resistencia y el control motor/estabilización tenían el mayor efecto sobre la función, y que el ejercicio aeróbico tenía el mayor efecto sobre la salud mental; entre los individuos con CLBP en comparación con los grupos de no intervención e intervención sin ejercicio.
  3. Este documento tiene importantes deficiencias metodológicas que limitan su pertinencia en la práctica clínica.

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

Un meta-análisis, publicado este año en el British Journal of Sports Medicine, tenía como objetivo determinar cuál era el tipo de ejercicio más efectivo para los individuos con dolor lumbar crónico (CLBP), en términos de dolor, discapacidad y salud mental. Este es un tema importante para los fisioterapeutas, ya que el ejercicio es un tratamiento fundamental para el dolor lumbar crónico.

En consecuencia, esta revisión trató de determinar si algunos tipos de ejercicio son mejores que otros para mejorar el dolor, la función y la salud mental de las personas con CLBP

El ejercicio es un tratamiento fundamental para el dolor lumbar crónico.
bulb
En lugar de centrarnos en el tipo de ejercicio "ideal" para el LBP, deberíamos centrar nuestros esfuerzos en conseguir que la gente haga simplemente más ejercicio, y en estrategias para ayudar a los individuos a seguir practicando una actividad física a lo largo del tiempo.

MÉTODOS

Los autores realizaron un meta-análisis online de ensayos controlados aleatorizados. Realizaron búsquedas en cinco bases de datos electrónicas desde el inicio hasta mayo de 2019 para localizar estudios potencialmente relevantes. No hubo restricciones de idioma. La calidad de las pruebas se evaluó mediante los criterios de la Clasificación de Evaluación, Desarrollo y Evaluación de Recomendaciones (GRADE o Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation criteria). Los criterios de inclusión fueron los siguientes:

Diseño del estudio - Sólo ensayos controlados aleatorizados Participantes - Adultos (≥18 años de edad) con LBP no específico crónico (≥12 semanas) Intervención - Ejercicio sólo, durante al menos 4 semanas de duración. El ejercicio incluyó trabajo de la resistencia, control motor/estabilización, pilates, yoga, ejercicios de McKenzie, flexión (movimientos controlados en flexión solamente), ejercicio aeróbico, acuático o multimodal (una combinación de diferentes tipos de ejercicio).

Comparación - Estos grupos no podían incluir intervenciones que implicaran ejercicio. Había tres grupos de control:

  • Sin intervención
  • Tratamiento manual: terapia manual, quiropráctica, fisioterapia pasiva, osteopatía, masaje o acupuntura.
  • Tratamiento no manual – tratamientoa través del médico generalista, educación o intervenciones psicológicas

Resultados - Intensidad del dolor (por ejemplo, escala de clasificación numérica [0 -10]), función física (por ejemplo, Índice de Discapacidad de Oswestryo Oswestry Disability Index) y salud mental (por ejemplo, Encuesta Reducida de Salud de 36 elementos o 36-Item Short Form Health Survey).

RESULTADOS

  • Los autores incluyeron 89 ensayos.
  • La revisión encontró pruebas de baja certeza de que el pilates, el control motor/estabilización, el entrenamiento de resistencia y el ejercicio aeróbico eran las intervenciones de ejercicio más eficaces en comparación con otros ejercicios, así como comparado con los grupos que no tenian ejercicios.
  • Específicamente, la revisión encontró que el pilates era más efectivo para el dolor, el trabajo del control motor/estabilización era más efectivo para la función y el trabajo aeróbico era más efectivo para la salud mental.

LIMITACIONES

Lamentablemente, este examen tiene limitaciones importantes y ha sido objeto de gran controversia desde su publicación (1). Las principales limitaciones incluyen:

  • Faltan muchos ensayos relevantes - se estima que en el meta-analisis faltaron 261 ensayos elegibles.
  • Las estimaciones proporcionadas para el efecto del pilates sobre el dolor son probablemente inverosímiles - los autores presentan tamaños de efecto alrededor de 3-4 veces más del que se informa normalmente en las intervenciones de ejercicio para el CLBP.
  • Mala información de los métodos - los autores tomaron decisiones estadísticas sin ser transparentes sobre cómo y por qué eligieron estos métodos.

IMPLICACIONES CLÍNICAS

Las limitaciones de este trabajo hacen que no podamos confiar en los resultados encontrados. Las pruebas de mayor calidad (2) disponibles sobre las intervenciones de ejercicios para el CLBP establecen que todos los tipos de ejercicio producen un efecto de pequeño a moderado sobre el dolor y la discapacidad, y que ningún ejercicio es superior a otro. Debemos guiarnos por estas pruebas y poner menos énfasis en un tipo de ejercicio "correcto". La preocupación por el ejercicio adecuado para el tratamiento del CLBP complica innecesariamente la atención sanitaria y podría dar a los pacientes la impresión de que algunos ejercicios son "buenos" y otros "malos".

En lugar de centrarnos en el tipo de ejercicio "ideal" para el LBP, deberíamos centrar nuestros esfuerzos en conseguir que la gente haga más cualquier ejercicio, y en estrategias para ayudar a los individuos a seguir practicando una actividad física a lo largo del tiempo. Dependiendo del individuo, esto podría implicar reducir los temores potenciales de los pacientes sobre el ejercicio para el dolor de espalda (por ejemplo, a través de la educación combinada con el ejercicio), conseguir que los pacientes tengan más confianza en el movimiento (por ejemplo, la exposición, la actividad graduada, el estímulo), siempre teniendo en cuenta las preferencias únicas de cada persona (por ejemplo, qué actividad le gusta o le disgusta menos a una persona) y los objetivos.

+Referencia del Estudio

Owen P, Miller C, Mundell N, et al (2019) Which specific modes of exercise training are most effective for treating low back pain? Network meta-analysis British Journal of Sports Medicine. doi: 10.1136/bjsports-2019-100886

REFERENCIAS DE APOYO

  1. Maher CG, Hayden JA, Saragiotto BT, et al Letter in response to: ‘Which specific modes of exercise training are most effective for treating low back pain? Network meta-analysis’ by Owen et al British Journal of Sports Medicine
  2. Hayden, J., Van Tulder, M.W., Malmivaara, A. and Koes, B.W., 2005. Exercise therapy for treatment of non‐specific low back pain. Cochrane database of systematic reviews, (3).