Impacto del ángulo de flexión de la cadera en el torque y la actividad electromiografía en el curl nórdico en los isquiosurales

Revisión escrita por Dr Teddy Willsey info

Puntos clave

  1. A pesar de la investigación convincente y la creciente popularidad del curl Nórdico de los Isquiosurales (NHE), este movimiento tiene sus limitaciones al igual que todos los ejercicios.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

Las distensiones de los isquiosurales son una de las lesiones más comunes que se observan en los deportes de campo abierto. Los episodios repetidos de sprints de alta velocidad plantean una gran demanda en el grupo muscular de los isquiosurales, ya que se alargan rápidamente y se exponen a altos niveles de tensión muscular, actividad y torque. El curl nórdico de los isquiosurales (NHE) ha crecido en popularidad en los últimos años como un medio de profilaxis y rehabilitación (2). Se ha demostrado que el NHE es un ejercicio efectivo para mejorar dos factores de riesgo modificables conocidos para la lesión de los isquiosurales: longitud del fascículo muscular y la fuerza excéntrica (1).

A pesar de la investigación convincente, se ha planteado la hipótesis de que el entrenamiento de los isquiosurales en longitudes musculares relativamente cortas, como se ve en el NHE, puede no tener una correspondencia dinámica suficiente con las longitudes musculares más largas asociadas con el sprint (3). Los autores de este estudio buscaron investigar el impacto que los cambios en el ángulo de flexión de la cadera, y, por lo tanto la longitud de los isquiosurales, pueden tener torque de flexión de la rodilla y la actividad muscular de los isquiosurales durante el NHE.

las distensiones de los isquiosurales son una de las lesiones más comunes que se observan en los deportes de campo abierto.
bulb
Todas las longitudes de los músculos isquiosurales deben ser entrenadas a fin de desafiar suficientemente a este músculo y su acción bi-articular.

MÉTODOS

13 jugadores aficionados de rugby y fútbol (edad media = 23) que entrenaban regularmente (mínimo 3 días por semana) se ofrecieron como voluntarios para participar en el estudio. Los criterios de exclusión incluyeron antecedentes de lesión del ligamento cruzado anterior

para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más