Desbloquea TODAS las 680 las revisiones ahora Más información aquí

El entrenamiento de fuerza es tan eficaz como los estiramientos para mejorar la amplitud de movimiento: una revisión sistemática y un meta-análisis

Revisión escrita por Dr Teddy Willsey info

Puntos Clave

  1. Optimizar la extensibilidad muscular y la amplitud de movimiento de las articulaciones es un objetivo de muchos programas de rehabilitación y ejercicio.
  2. Esta revisión descubrió que el entrenamiento de fuerza es tan eficaz como los estiramientos para generar mejoras en la amplitud de movimiento.
  3. Los cambios en la amplitud de movimiento de las articulaciones implican adaptaciones fisiológicas, estructurales y neurológicas.

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

Optimizar el rango de movimiento articular y muscular (ROM) parece ser un objetivo común en casi todas las poblaciones, independientemente de la edad, el esfuerzo físico o el historial de lesiones. Las mejoras en la amplitud de movimiento se producen a través de una serie de adaptaciones fisiológicas, estructurales y neurológicas, como el aumento de la tolerancia al estiramiento, el aumento de la longitud de los fascículos, los cambios en el ángulo de pennación y la reducción de la actividad refleja tónica (1, 2, 3).

Los estudios que comparan los efectos del entrenamiento de fuerza (ST) frente a los estiramientos sobre el ROM presentan evidencias contradictorias y dejan muchas preguntas sin respuesta. La reducción del ROM y la debilidad muscular pueden observarse juntas en muchas patologías musculoesqueléticas comunes, lo que plantea la pregunta: ¿deben los pacientes dedicar más tiempo a los estiramientos o al fortalecimiento?

Aunque está claro que el ST tiene una mayor influencia en la fuerza, el equilibrio y la función, aún no se sabe si también puede ayudar a mejorar el ROM en el mismo grado que los estiramientos (4). El objetivo de este trabajo era comparar los efectos del ST frente a los estiramientos sobre el ROM en un grupo heterogéneo de participantes a través de una multitud de estudios.

Las mejoras en el ROM se producen a través de una serie de adaptaciones fisiológicas, estructurales y neurológicas.
bulb
El entrenamiento progresivo de la fuerza a través de un aumento gradual de la amplitud de movimiento puede hacer que se recupere el nivel de función anterior de forma más rápida que con los estiramientos únicamente.

MÉTODOS

Los autores realizaron una revisión sistemática y un metanálisis siguiendo el método PRISMA. Tras un riguroso proceso de selección, los autores pudieron identificar 11 artículos con un total de 452 participantes elegibles para la revisión. Los artículos seleccionados informaron sobre el ROM de la cadera, la rodilla, el hombro, el codo, el tronco y la columna cervical, con diversos métodos de medición activa y pasiva.

RESULTADOS

En 7 de 11 artículos, tanto el grupo de ST como el de estiramiento mejoraron significativamente el ROM, las diferencias entre los grupos fueron insignificantes. En un artículo, el ST mejoró significativamente las mediciones del ROM, y los estiramientos dinámicos no condujeron a una mejora del ROM. En otro artículo, el ST proporcionó una mayor mejora del AROM (rango de movimiento activo) en comparación con el estiramiento, pero las diferencias entre grupos fueron insignificantes para el PROM (rango de movimiento pasivo). Y en dos artículos, ni el ST ni los estiramientos demostraron causar mejoras significativas en el ROM.

Ninguno de los artículos demostró una diferencia en la respuesta del ROM según el género. Tanto el ST como los estiramientos promovieron sistemáticamente el aumento del ROM, pero no hubo una ventaja clara de uno frente al otro. En general, la totalidad de los resultados no indicaron una recomendación clara del ST frente a los estiramientos para la mejora del ROM.

LIMITACIONES

El riesgo de sesgo se mostró alto en 5 de los artículos, debido a las desviaciones de las intervenciones previstas, a la falta de datos de los resultados y a la insuficiencia de los resultados comunicados. Por el contrario, el riesgo de sesgo fue bajo en los otros 6 artículos. Como era de esperar, hubo una gran heterogeneidad entre los artículos analizados, lo que dio lugar a recomendaciones no específicas sobre los estiramientos frente al entrenamiento de fuerza.

Se justifica una investigación futura para realizar análisis de subgrupos en poblaciones específicas. Se necesitan informes más detallados sobre la magnitud del estiramiento y el volumen, la intensidad y la frecuencia del ST. Todavía no se ha establecido una relación dosis-respuesta para el efecto del ST en el ROM.

IMPLICACIONES CLÍNICAS

The results of this review indicate that ST is just as effective as stretching for improving ROM. While the two interventions do not demonstrate significant differences in their effect on ROM, there remains a strong case to endorse ST over stretching in the clinical dosing of therapeutic exercise. There are many cases where ST provides greater overall benefit than stretching due to its wide range of benefits. Adaptations associated with ST not seen with stretching include improved muscle mass, increased bone mass, decreased injury risk, decreased falls risk, and increased gait speed (5, 6, 7).

Patients presenting with acutely decreased ROM due to injury or joint derangement oftentimes present as weak and deconditioned (8). For example, a post-surgical ACL knee lacking full extension ROM most likely has deficits in quadriceps strength and neurological drive; and a hamstring lacking extensibility after a grade II strain is most likely presenting with weakness. Appropriately dosed and progressive ST through a tolerable and gradually increasing range of motion may result in improved function and a return to prior level of function more expediently than stretching alone.

The variables of ST should be methodically progressed, with careful attention paid to the length-tension relationship and total strain on the muscle group, joint position, contraction type, contraction speed, volume, frequency, and relative intensity of the exercise. In a clinical setting, many exercises will likely need to be modified in order to accommodate positional and movement intolerances and sensitivities typically seen in an injured population. Due to the similar impact on ROM, and the clear advantage in improving many other physiological capacities, ST appears to be a superior clinical intervention for cases where deficits in range of motion are present.

+Referencia del Estudio

Afonso J, Ramirez-Campillo R, Moscao J, Rocha T, Zacca R, Martins A, Milheiro A, Ferreira J, Sarmento H and Manuel Clemente F (2021) Strength training is as effective as stretching for improving range of motion: A systematic review and meta-analysis. MetaArXiv.

REFERENCIAS DE APOYO

  1. Sharman MJ, Cresswell AG, Rie S. (2006). Proprioceptive neuromuscular facilitation stretching: mechanisms and clinical implications. Sports medicine.
  2. Kudo S, Sato T, Miyashita T. (2020). Effect of plyometric training on the fascicle length of the gastrocnemius medialis muscle. J Phys Ther Sci.
  3. Guissard N, Duchateau J. (2004). Effect of static stretch training on neural and mechanical properties of the human plantar-flexor muscles. Muscle Nerve.
  4. Morton SK, Whitehead JR, Brinkert RH, Caine DJ. (2011). Resistance training vs. static stretching: effects on flexibility and strength. J Strength Cond Res.
  5. Lauersen JB, Andersen TE, Andersen LB. (2018). Strength training as superior, dose-dependent and safe prevention of acute and overuse sports injuries: a systematic review, qualitative analysis and meta-analysis. Br J Sports Med.
  6. Lee IH, Park SY. (2013). Balance improvement by strength training for the elderly. J Phys Ther Sci.
  7. Nicholson VP, McKean MR, Burkett BJ. (2015). Low-load high-repetition resistance training improves strength and gait speed in middle-aged and older adults. J Sci Med Sport.
  8. Trakis JE, McHugh MP, Caracciolo PA, Busciacco L, Mullaney M, Nicholas SJ. (2008). Muscle strength and range of motion in adolescent pitchers with throwing-related pain: implications for injury prevention. Am J Sports Med.