Desbloquea TODAS las 680 las revisiones ahora Más información aquí

Fortalecimiento de la musculatura de la cadera anteromedial vs posterolateral con dosis controlada en mujeres con dolor patelofemoral: un ensayo controlado aleatorio

Revisión escrita por Tom Goom info

Puntos Clave

  1. 46 mujeres con dolor patelofemoral fueron incluidas en este RCT que comparó el fortalecimiento de los músculos anteromediales de la cadera (aductores, flexores y rotadores internos) con los músculos posterolaterales de la cadera (abductores, extensores y rotadores externos).
  2. Ambos grupos también realizaron un calentamiento, estiramientos y ejercicios de fortalecimiento de la rodilla.
  3. La intensidad del dolor y la función mejoraron en ambos grupos, sin diferencias significativas en las medidas de resultado primarias entre los grupos

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

El dolor patelofemoral (PFP) se reconoce como una condición multifactorial, en la que los ejercicios para fortalecer los músculos de la cadera y la rodilla pueden ser beneficiosos (1). En su mayor parte, los ejercicios de cadera se han centrado en los músculos de los glúteos, que pueden ser eficaces para mejorar el dolor y la función, especialmente cuando se combinan con el fortalecimiento de los cuádriceps (2). El mecanismo de acción exacto no está claro y algunos estudios muestran que la adición del trabajo de fuerza además de la educación y la modificación de la actividad no mejora significativamente los resultados (3).

Esto plantea algunas preguntas interesantes: ¿importa realmente qué músculos son el objetivo de nuestra rehabilitación? ¿Existen otros músculos de la cadera que puedan beneficiarse de su fortalecimiento? Este estudio trató de explorar esta cuestión comparando la eficacia del fortalecimiento de los músculos anteromediales de la cadera frente al fortalecimiento posterolateral de la cadera.

El dolor patelofemoral se reconoce como una condición multifactorial.
bulb
La evaluación de la fuerza de cada paciente debería ayudarnos a identificar cuál es la prioridad para su rehabilitación.

MÉTODOS

Este ensayo controlado aleatorizado reclutó a 52 mujeres con PFP, 46 de las cuales completaron el estudio. Las participantes fueron asignadas aleatoriamente al grupo de fortalecimiento anteromedial de la cadera (AMHG) o al grupo de fortalecimiento posterolateral de la cadera (PLHG).

Ambos grupos realizaron un calentamiento y estiramientos para los músculos isquiosurales, abductores, aductores, cuádriceps y pantorrillas, así como sentadillas y ejercicios de extensión de rodilla sentada para el fortalecimiento de los cuádriceps. Además, el grupo PLHG realizó abducción de cadera en decúbito lateral, clamshells resistidas y rotación externa de cadera resistida, mientras que el grupo AMHG hizo aducción de cadera en decúbito lateral, contracción isométrica con balón en decúbito lateral y rotación interna de cadera contra resistencia. Ver el vídeo para la demostración de estos ejercicios.

EJERCICIOS DE FORTALECIMENTO DE LA CADERNA https://youtu.be/-mS5M7KCRCM

Todos los ejercicios de fortalecimiento se prescribieron en 3 series de 8 a 12 repeticiones a un 60-80% de RPE (rate of perceived exertion o índice de esfuerzo percibido). Las sesiones de ejercicio fueron supervisadas, tuvieron una duración media de 60 minutos y se repitieron dos veces por semana durante 6 semanas.

Los resultados primarios fueron la intensidad del dolor (en una escala numérica) y la función evaluada por la Escala de Dolor Anterior de Rodilla (Anterior Knee Pain Scale) a las 6 semanas. Las medidas de resultado secundarias incluyeron el test de fuerza isométrica y el valgo dinámico de la rodilla durante un test de descenso de escalón (step-down test).

RESULTADOS

Ambos grupos demostraron mejoras en el dolor y la función, pero no hubo diferencias significativas en los resultados primarios entre los dos grupos (a las 6 semanas o a los 6 meses). El grupo PLHG informó que la intensidad del dolor se redujo de una media de 5,27 al inicio a 1,15 a las 6 semanas. El grupo AMHG tuvo mejoras similares, pasando de 5,04 al inicio a 0,57 a las 6 semanas. A pesar de las mejoras en la fuerza, no hubo cambios significativos en el valgo dinámico de la rodilla en ninguno de los grupos.

LIMITACIONES

  • Se trata de un estudio realizado en mujeres con PFP, por lo que los resultados pueden no ser aplicables a los pacientes masculinos.
  • La intervención fue multimodal e incluyó estiramientos, fortalecimiento de la rodilla y de la cadera. No está claro cuál de estas intervenciones puede haber dado lugar a las mejoras señaladas.
  • La falta de un verdadero grupo de control de "esperar y ver que pasa" también hace difícil descartar la historia natural/mejora con el tiempo, o los efectos contextuales del ejercicio regular supervisado y la interacción con los terapeutas.

IMPLICACIONES CLÍNICAS

Se trata de un RCT relativamente pequeño, por lo que hay que tener cuidado a la hora de aplicar sus resultados. Los resultados sugieren que debemos considerar el fortalecimiento de los músculos anteromediales de la cadera (flexores, aductores y rotadores internos) en las mujeres con PFP, y se suma a la evidencia existente que sugiere que el fortalecimiento posterolateral de la cadera también es eficaz. La evaluación de la fuerza de cada paciente debería ayudarnos a identificar cuál es la prioridad para su rehabilitación.

También es digno de mención un hallazgo secundario: el fortalecimiento no pareció alterar el valgo dinámico de la rodilla durante el descenso de escalón. Esto coincide con otras investigaciones que han informado de que el trabajo de fuerza por sí solo no tiende a alterar significativamente los patrones de movimiento.

Por ejemplo, el fortalecimiento de los glúteos no suele dar lugar a una disminución del movimiento de aducción de la cadera.

Asimismo, no es probable que el fortalecimiento de los aductores aumente la aducción de la cadera durante la función. Si nuestro objetivo es alterar los patrones de movimiento, el movimiento específico en sí debe practicarse con las señales adecuadas para lograr el objetivo del movimiento.

Una última reflexión es que el enfoque de fortalecimiento con 3 series de 8 a 12 repeticiones al 60-80% de RPE está en consonancia con otras investigaciones y puede proporcionar un enfoque bastante sencillo y clínicamente aplicable para el desarrollo de la fuerza en pacientes con PFP. Como siempre, este enfoque debe adaptarse en función de los síntomas, los objetivos y las necesidades individuales.

+Referencia del Estudio

Almeida G, Rodrigues H, Coelho B, Rodrigues C, Lima P (2021) Anteromedial versus posterolateral hip musculature strengthening with dose-controlled in women with patellofemoral pain: A randomized controlled trial. Phys Ther Sport, 49,149-156.

REFERENCIAS DE APOYO

  1. Barton CJ, Lack S, emmings S, Tufail S, Morrissey D. The 'Best Practice Guide to Conservative Management of Patellofemoral Pain': incorporating level 1 evidence with expert clinical reasoning. Br J Sports Med. 2015 Jul;49(14):923-34. doi: 10.1136/ bjsports-2014-093637. Epub 2015 Feb 25. PMID: 25716151.
  2. Lack S, Barton C, Sohan O, Crossley K, Morrissey D. Proximal muscle rehabilitation is effective for patellofemoral pain: a systematic review with meta-analysis. Br J Sports Med. 2015 Nov;49(21):1365-76. doi: 10.1136/bjsports-2015-094723. Epub 2015 Jul 14. PMID: 26175019.
  3. Esculier JF, Bouyer LJ, Dubois B, Fremont P, Moore L, McFadyen B, Roy JS. Is combining gait retraining or an exercise programme with education better than education alone in treating runners with patellofemoral pain?A randomised clinical trial. Br J Sports Med. 2018 May;52(10):659-666. doi: 10.1136/bjsports-2016-096988. Epub 2017 May 5. PMID: 28476901.