Fortalecimiento de los músculos del pie para prevenir lesiones relacionadas con la carrera. Un análisis de supervivencia de un ensayo controlado aleatorizado cegado

Revisión escrita por Dr Melinda Smith info

Puntos Clave

  1. El riesgo de lesiones relacionadas con la carrera se redujo en los corredores recreativos que realizaron un protocolo de fortalecimiento de los pies, en comparación con los corredores que hicieron un protocolo placebo de estiramientos estáticos.
Todos los puntos clave disponibles solo para miembros

ANTECEDENTES Y OBJETIVO

Correr es una actividad recreativa popular con reconocidos beneficios para la salud (1). Sin embargo, las lesiones relacionadas con la carrera son comunes y causan la interrupción o el abandono de la actividad física. Con una incidencia de lesiones relacionadas con la carrera que, según los informes, alcanza el 79% (2), es prioritario establecer una prevención eficaz de las posibles lesiones.

Durante la carrera, el pie juega un papel integral en la absorción y transmisión de las fuerzas del cuerpo al suelo, y viceversa. Los músculos intrínsecos del pie contribuyen de manera importante a la función del pie, ayudando a amortiguar las fuerzas de impacto y a endurecer el antepié para la propulsión (3,4). Además, los músculos intrínsecos proporcionan la capacidad de modular activamente la función del pie para responder a las diversas demandas (aceleración/desaceleración, inclinación/descenso) (5). El entrenamiento de estos músculos puede mejorar la función del pie y ayudar a la prevención de lesiones en los corredores.

El objetivo de este ensayo controlado aleatorizado fue investigar la eficacia de un protocolo de fortalecimiento de los músculos del pie para reducir la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera en corredores recreativos durante un año de seguimiento.

Se ha informado de que la incidencia de lesiones relacionadas con la carrera ha llegado al 79%.
bulb
La idea de que un pie más fuerte debería disipar mejor las cargas acumuladas parece tener cierto apoyo ya que las ganancias de fuerza del pie se correlacionaron con un aumento del tiempo hasta la lesión.

MÉTODOS

Se reclutaron para el ensayo 118 participantes (de 18 a 55 años de edad) que corrían entre 20 y 100 km por semana, durante un año o más. Los principales criterios de exclusión fueron: una lesión relacionada con la carrera

para desbloquear el acceso completo a esta revisión y 680 más