3 razones por las que un tratamiento funciona

author

Todd Hargrove

United States

Este artículo se publicó originalmente en el blog de Todd Hargrove y se compartió aquí con su autorización – ¡Disfrútalo!

¿Exactamente por qué alguien se siente mejor después de un masaje? ¿O después de recibir una sesión de acupuntura? ¿O después de usar el Foam Roller? ¿O después de un ajuste vertebral, el uso de kinesiotape, o por hacer ejercicios o por hacer estiramientos en los isquiosurales?

Hay algunas buenas respuestas a estas preguntas, y lo interesante, que me gustaría señalar en este post, es que muy a menudo el terapeuta no las conoce. ¡O incluso ni se preocupa por ellas! O tal vez el terapeuta ha escuchado las buenas respuestas, pero prefiere las malas respuestas alternativas que son mucho menos plausibles dado el estado actual de la ciencia relevante.

Hablando de malas explicaciones: El foam roller probablemente no funciona rompiendo las adherencias o liberando la fascia. La manipulación vertebral no hace que los huesos que están “fuera de su sitio” vuelvan a “su sitio”. El masaje profundo de tejidos no elimina las toxinas o los “nudos musculares.” La acupuntura no tiene acceso a puntos o meridianos especiales – colocar las agujas en lugares aleatorios funciona igual de bien. Algunas cirugías falsas funcionan igual de bien que las reales. Los ejercicios de control motor a menudo funcionan para reducir el dolor a pesar de que el control motor no ha cambiado.

Nada de esto significa que los tratamientos anteriores no pueden funcionar para hacer que alguien se sienta mejor. Sólo significa que no funcionan de la manera anunciada. Y no, esto no significa que todo sea solo un placebo (una palabra confusa sin un significado claro).

En general, parece que los terapeutas tienen un fuerte sesgo hacia la idea de que están solucionando “problemas en los tejidos.” Y tienden a ignorar los problemas en los sistemas más complejos del cuerpo – nervioso, inmune, autónomo – que son muy sensibles incluso al menor estímulo y tienen una gran influencia sobre cómo nos movemos y sentimos. Tal vez esto se deba a que estos sistemas son menos visibles o tangibles, o simplemente no son lo que los profesionales sanitarios aprendieron cuando estaban en la escuela.

Me formé como Rolfer (terapeuta corporal e instructor del movimiento) y enseñé que el Rolfing funciona cambiando la fascia. Así que, cuando las personas se levantaron de la camilla y dijeron que se sentían más altas, más flexibles o con menos dolor, esto se debía a que su fascia había cambiado a mejor.

Después de hacer algunas investigaciones sobre la deformabilidad de la fascia en respuesta a la presión manual, decidí que esta no era una buena explicación para nuestras terapias. Una mejor explicación involucraría al sistema nervioso, que está constantemente ajustando la tensión muscular, los patrones de movimiento, la percepción y la sensibilidad al dolor en respuesta a la nueva información sensorial, incluida la información sensorial altamente novedosa causada por el trabajo corporal.

Por supuesto, es un poco frustrante saber que una premisa de tu educación es incorrecta. Pero la buena noticia es que, aunque sea incorrecta, no significa que no pueda ser de ayudar a las personas en su tratamiento. Se trata de una cuestión totalmente distinta. Así que mi actitud fue – está bien, no se trata de la fascia, pero eso no significa que no pueda ayudar a la gente.

Pero para muchos Rolfers solo se trata de la fascia. Y para los quiroprácticos, tiene tratarse de un desajuste vertebral, y para los practicantes de Reiki, tiene tratarse de la energía, y para otros debe ser sobre la postura, la fuerza del core, los desequilibrios musculares o los patrones de movimiento.

Y por supuesto muchos otros dirán: “No me importa cómo funciona el tratamiento, solo sé que funciona, ¿a quién le importa por qué?”

Aquí hay tres razones por las que es importante saber por qué su tratamiento funciona.

1. Si sabes cómo funciona algo, puedes hacer que funcione mejor.

Esto debería ser obvio. Si sabes dónde está el objetivo, es más fácil dar en el blanco.

Asumamos que el estiramiento o el masaje funcionan para crear un mejor rango de movimiento al lograr que los músculos se relajen. (Bastante razonable, ¿verdad? ¡Y respaldado por la investigación!)

Pero si tu piensas que funciona forzosamente rompiendo las adherencias o alargando físicamente los tejidos podría perder la atención en si sus clientes se están quedando relajados.

Cuando trabajo con alguien siempre pregunto “¿cómo se siente esta técnica?” Hay una respuesta común de los clientes, quienes piensan que todo se basa en apretar: “No te preocupes por mí, tengo una alta tolerancia al dolor, sólo haz lo que tengas que hacer.”

A lo que respondo: “Bueno, necesito saber cómo te sientes porque ese es uno de los objetivos principales de este trabajo.” Si mi objetivo es romper la fascia o los nudos musculares entonces no me importa en absoluto cómo se siente el cliente. Esto sería un claro ejemplo de un mal trabajo.

2. Consecuencias no deseadas

Imagínese a alguien con dolor de cuello que acude al quiropráctico, se le dice que su cuello está “descolocado”, lo hace crujir para ponerlo de nuevo “en su lugar”, y entonces, de inmediato, se siente mucho mejor. ¿Cuál es el daño real si los clientes piensan que el alivio del dolor vino de alguna forma de recolocación vertebral?

Quizás a corto plazo no haya daño, pero las creencias falsas tienen una forma maliciosa de, eventualmente, causar problemas a largo plazo.

Digamos que el dolor de cuello vuelve. La cliente piensa que su cuello debe estar “descolocado” otra vez por lo que necesita recolocarlo nuevamente. Así que, pasa por alto otras soluciones potenciales como el ejercicio, el descanso o el movimiento suave. Si el dolor de cuello continúa, podría desarrollar la creencia patológica de que su cuello es frágil e inestable. Esto puede tener un efecto nocebo – creando más dolor y evitando movimientos saludables.

He visto a muchos clientes con ideas erróneas similares, y esto les ha costado mucho tiempo, dinero, ansiedad y confusión.

Y no solo estoy hablando de los clientes de los quiroprácticos.

He visto personas que practican yoga que siempre están estirándose; personas que practican Pilates siempre estabilizándose; Profesionales trabajando solo ejercicios correctivos en busca de combatir los desequilibrios musculares microscópicos; aficionados de movilidad articular que se movilizan constantemente, como si sus articulaciones necesitaran un baño constante en líquido sinovial, o comenzaran a tejerse con algún tipo de “pelusilla” fascial después de unos pocos minutos de inmovilidad. ¡El óxido nunca duerme!

Todas estas conductas patológicas, en última instancia, provienen de creencias falsas acerca de por qué ciertas terapias han funcionado para ellos en el pasado. Estas creencias se agrupan en torno a la idea de que han corregido “problemas en los tejidos” en lugar de ajustar temporalmente la sensibilidad del sistema nervioso.

La conclusión es que las falsas creencias, sin importar cuán pequeñas sean, son como los virus – se multiplican, pasan a otros, mutan para formar un súper virus y pueden eventualmente causar enfermedades. ¡No las propagues!

3. La verdad importa

La verdad tiene un valor inherente, incluso cuando su aplicación práctica no es inmediatamente obvia. El conocimiento es siempre poderoso – para ti, para tus clientes y para toda la comunidad.

Todavía no sabemos exactamente por qué la gente tiene dolor crónico y cuáles son las mejores formas de tratarlo.

A pesar de que ese conocimiento aún no se ha creado, eso no significa que sea inútil aprender más. Cada paso lejos de la desinformación y la confusión es un paso en dirección de la verdad.

Seamos sinceros. La verdad es buena y la ignorancia apesta. He aquí algunas citas de gente inteligente que lo demuestra.

“Todos los males son causados por la falta de conocimiento.”

– David Deustch

“Creo que es mucho más interesante vivir sin saber que tener respuestas que podrían estar equivocadas.”

– Richard Feynman

“No es lo que no sabes lo que te mete en problemas. Es lo que con seguridad sabes que no es así.”

– Mark Twain

“La verdad te hará libre, pero primero te hará enfadarte.”

– Joe Klaas

Muchas gracias a mis lectores y a los miembros de mi comunidad de redes sociales que son pensadores, escépticos y no tienen miedo de seguir hacia donde conduce la evidencia.

¿ESTÁS AL DÍA CON LA INVESTIGACIÓN MÁS RECIENTE?

Número #17 - ¡Revista de Noviembre ya disponible!
En este número encontrarás:

Predicción de éxito en la cirugía de ruptura meniscal
Dolor de hombro relacionado con el manguito rotador
Manejo y prevención de las lesiones por estrés óseo
Cambiar la narrativa sobre el cuidado de la OA de rodilla
Pruebas de control sensoriomotor cervical para el dolor de cuello
Epicondilitis lateral del codo
Fuerza y entrenamiento de fuerza en Rehabilitación
Tratamiento de la tendinopatía de Aquiles en corredores
Cuestionario de creencias para evitar el miedo
Ejercicio para el dolor crónico en la parte baja de la espalda
Actividad física durante la hospitalización
Nocebo, hiperalgesia y expresión del dolor

Prueba nuestro servicio sin compromiso durante 7 días, si después de una semana no quieres ser un fisioterapeuta actualizado, puedes cancelar tu suscripción sin coste alguno.

MÁS INFO

Sobre el Autor

author

Todd Hargrove

United States

Todd Hargrove es un profesional certificado de Feldenkrais, Certified Rolfer y autor de artículos de investigación. Todd se graduó en el Hamilton College en 1990 con un B.A. en Economía, y en la Facultad de Derecho de la Universidad de Washington en 1995 con un J.D. Mientras trabajaba como abogado, Todd desarrolló dolor crónico de cuello y espalda, pero logró eliminarlo a través de la autoeducación, el cambio de estilo de vida y el ejercicio. Abandonó la ley en 2005 para convertirse en un terapeuta manual, con el fin de ayudar a los demás en la forma en que se ayudó a sí mismo. Desde 2008, ha escrito un blog en BetterMovement.org, que se centra en la aplicación de una comprensión moderna de la ciencia del dolor y la neurociencia de las terapias basadas en el movimiento.

Mi clasificación

Comentarios

Si tienes una pregunta, sugerencia o enlace de alguna investigación relacionada, ¡compártelo a continuación!