Postura de pie, cargas sobre la articulación de la cadera y tratamiento del dolor de cadera

7 minutos. Publicado en Cadera/ingle
Escrito por Dr Alison Grimaldi info

En los últimos años, sobre todo en el ámbito de las redes sociales, ha habido mucha publicidad negativa dirigida a los enfoques de gestión del dolor musculoesquelético que incorporan el entrenamiento postural y/o del movimiento.

Las críticas suelen girar en torno a dos afirmaciones principales:

  1. El entrenamiento postural y/o de movimiento inducirá hipervigilancia y comportamiento de evitación del miedo.
  2. Que el cuerpo es robusto y simplemente se adaptará para superar cualquier escenario de carga.

Estoy de acuerdo en que los profesionales de la salud y del ejercicio físico pueden tener efectos adversos si hacen creer a la gente que sólo hay una postura “correcta”, o si les enseñan a mantener conscientemente alguna forma ineficiente de contención muscular activa, por lo general una contracción abdominal o glútea en el contexto del dolor de cadera. Sin embargo, no podemos ignorar por completo la influencia de las cargas que se producen durante posturas sostenidas o movimientos repetitivos. A todos nos afecta la gravedad y la forma en que colocamos los segmentos corporales en relación con las fuerzas gravitatorias influye mucho en la distribución de las cargas en los huesos, las articulaciones y los tejidos blandos. Las posturas o movimientos de cadera sostenidos o repetitivos al final del recorrido provocarán una carga desproporcionadamente alta en los bordes (carga alrededor del borde exterior de la articulación) y un aumento de las cargas en los tejidos blandos adyacentes. En realidad, es simple física. Otra cosa es que esta carga desproporcionada o excesiva provoque daño tisular, dolor o disfunción. En el desarrollo de la patología suelen estar implicados múltiples factores, y en cada persona intervienen diferentes combinaciones de factores. También existe una desconexión bien aceptada entre dolor y patología.

Y sin embargo…

  • La patología del tejido local y la inflamación están asociadas a la nocicepción
  • La patología e inflamación de los tejidos locales podría considerarse un importante factor de riesgo para el desarrollo del dolor.

Aunque el dolor y la patología no están bien correlacionados, no se deduce que la patología local y la nocicepción sean irrelevantes para el tratamiento del dolor, sobre todo en presencia de patología irreversible como los cambios articulares degenerativos. Proporcionar asesoramiento específico sobre la gestión de la carga, incluido el entrenamiento postural y del movimiento, utilizando un diálogo adecuado, no tiene por qué inducir a la hipervigilancia, sino que, por el contrario, en algunas personas puede producir cambios rápidos en el dolor, la función, la autoeficacia y la calidad de vida.

En cuanto a la afirmación de que el cuerpo es robusto y simplemente se adaptará para superar cualquier escenario de carga… siempre habrá un límite a lo que el cuerpo puede adaptarse y este límite variará para cada individuo. Dependerá de muchos otros factores: genética, morfología, salud sistémica general, acondicionamiento musculoesquelético, lesiones previas, etc. El argumento de que “el cuerpo es robusto” suele ir acompañado del ejemplo de un deportista de élite muy bien preparado pero con una biomecánica deficiente. Esto no se traduce en que el paciente desacondicionado que tenemos delante en la clínica, con predisposición genética y morfológica y antecedentes de lesiones, deba ser capaz simplemente de “adaptarse” a escenarios de carga adversos inducidos por sus estrategias posturales o de movimiento.

La gestión de la carga es ahora una estrategia bien aceptada para el tratamiento del dolor musculoesquelético. Si se trata simplemente de un error de entrenamiento -demasiado y demasiado pronto-, una solución adecuada es, por supuesto, reducir la carga de entrenamiento y volver a aumentarla gradualmente, dejando tiempo para la adaptación. Sin embargo, si la sobrecarga relativa se basa en cargas sostenidas o repetitivas habituales que se han convertido en parte de los patrones posturales y de movimiento naturales o de la técnica deportiva, es poco probable que el problema se resuelva a largo plazo simplemente descargando y recargando gradualmente las estructuras implicadas.

Escenario de aplicación

Veamos un ejemplo concreto en torno a la cadera. Pensemos en una mujer joven que presenta dolor anterior de cadera en el contexto de una displasia acetabular leve. Su dolor se agrava al estar de pie y caminar durante mucho tiempo, sobre todo al caminar a un ritmo rápido o durante más de 30 minutos. Intenta dar 10.000 pasos al día, lo que suele incluir un paseo de 30-45 minutos, pero si ha estado mucho tiempo de pie durante el día, le duele la cadera por la noche. Al examinarla, observas que está de pie y camina con una inclinación pélvica posterior relativa y una traslación anterior de la pelvis (lo que se suele denominar postura de “balanceo”). Las pruebas clínicas dan positivo para una fuente intraarticular de nocicepción.

¿Qué efecto puede tener esta postura pélvica en las estructuras anteriores de la cadera de nuestro paciente y en la carga articular?

image

Aunque hay quien dice que la postura de pie no tiene relevancia para la función dinámica, la postura pélvica de pie tiende a influir mucho en la mecánica de la cadera y la pelvis durante la marcha. Todavía no he visto a nadie en la práctica clínica que esté de pie con una postura de “balanceo” (inclinación posterior de la pelvis) y que de repente cambie a una inclinación anterior de la pelvis para caminar.

¿Cómo influye caminar en una postura de balanceo en la cinemática y las fuerzas de la articulación de la cadera en la marcha?

Lewis y Sahrmann1 aportaron información al respecto recopilando datos cinemáticos y de placas de fuerza durante la marcha con diferentes posturas. Caminar en la postura de balanceo hacia atrás dio lugar a un mayor ángulo máximo de extensión de la cadera y a un mayor momento flexor de la cadera (para resistir las mayores fuerzas que se desplazan hacia la extensión de la cadera) en comparación con la postura natural. En investigaciones anteriores, estos autores ya habían establecido que un aumento de 2º en el ángulo de extensión de la cadera provocaba un aumento muy significativo de las fuerzas anteriores de la articulación de la cadera de aproximadamente el 20% del peso corporal2 . Por lo tanto, caminar en una postura de balanceo, con una inclinación posterior relativa de la pelvis y una traslación anterior serán factores clave que contribuyan a una mayor extensión de la cadera y a mayores fuerzas anteriores de la articulación de la cadera.

image

¿Puede la modificación de la postura pélvica en la marcha alterar el dolor y la función?

Para los pacientes que presentan dolor en la cara anterior de la cadera y caminan con una postura de balanceo y/o una extensión excesiva de la cadera, reducir la extensión de la cadera modificando la postura pélvica y/o la longitud de la zancada puede tener un efecto marcado e inmediato sobre el dolor y la función3 . También puede ser adecuado ofrecer un programa de ejercicios para tratar las deficiencias musculares y mejorar el apoyo dinámico de la parte anterior de la cadera. Sin embargo, si no se abordan los patrones posturales y de la marcha, es menos probable que se consiga un control a largo plazo de los síntomas sólo con ejercicios específicos, sobre todo porque la mayoría de las personas abandonarán el programa de ejercicios una vez que se consiga un alivio del dolor a corto plazo. El entrenamiento postural y del movimiento puede tener efectos positivos notables y duraderos en personas adecuadamente seleccionadas, que utilicen el diálogo y las señales adecuadas.

Este artículo se publicó originalmente en el sitio web de la Dra. Alison Grimaldi. Puede hacer clic aquí para leer más blogs suyos.

¿Quieres saber más sobre el dolor de cadera?

Jo Kemp ha realizado una Clase Magistral para nosotros.

«Síndrome de pinzamiento femoroacetabular (FAIS)»

¡Puedes probar esta clase GRATIS ahora con nuestra prueba de 7 días!

preview image

No olvides compartir este apasionante blog

Déjanos un comentario

Si tienes una pregunta, sugerencia o enlace de alguna investigación relacionada, ¡compártelo a continuación!

Debes estar conectado para publicar o dar like a un comentario.

Recibe actualizaciones cuando publiquemos nuevos blogs

¡Suscríbete a nuestro newsleter ahora!