Observando el dolor desde diferentes “niveles”

Dolor 0
author

Todd Hargrove

United States

El dolor puede ser un fenómeno complejo, lo que significa que muchos factores diferentes pueden contribuir al dolor, y que esos factores pueden entrelazarse entre sí siendo muy difícil separar uno del otro, ya sea con el fin de explicar el dolor o de intervenir para tratarlo de alguna manera.

Este es uno de los principales temas de mi reciente libro Playing With Movement (Jugando con el movimiento), en el que sostengo que la ciencia de la complejidad tiene muchos conceptos que son útiles para comprender el movimiento y el dolor.

Uno de estos conceptos es que los sistemas complejos a menudo están anidados. ¿Anidados?, significa que el sistema en su conjunto está compuesto de subsistemas más pequeños, que también están compuestos de subsistemas más pequeños y así sucesivamente.

imagen

¿Dónde está el dolor?

Por ejemplo, las personas están compuestas por sistemas de órganos (como el sistema nervioso o el sistema musculoesquelético), que a su vez están compuestos por órganos (como el cerebro y la médula espinal, los músculos y los tendones), que están compuestos por células (como las células nerviosas y las células musculares) y así sucesivamente. Además, las personas son parte de sistemas más grandes como familias y comunidades y economías.

Esto es interesante porque cada sistema anidado proporciona un nivel diferente desde el cual podemos intentar explicar y tratar el dolor.

Aquí hay un diagrama que lo ilustra:

imagen

En los niveles “inferiores”, se puede analizar el estado de salud de las células y órganos como músculos, tendones, discos o nervios. Por ejemplo, tal vez te duela el pie debido a una fractura por estrés. Aquí es donde se pueden encontrar “problemas en los tejidos”, que es donde el tratamiento tradicional del dolor ha centrado la mayor parte de su atención. A menudo esto se llama el “enfoque biomédico” o la parte “bio” del modelo biopsicosocial. Encuentras la estructura que está dañada y trabajas para repararla.

En los niveles “más altos” de análisis, como la persona o el entorno, se observan fenómenos más complejos: el papel de los pensamientos, las emociones o las relaciones sociales. Estos son los temas “psicosociales” que se sabe que tienen efectos muy importantes en el dolor crónico. Los problemas en estas áreas suelen ser relativamente sutiles, más relacionados con la desregulación o el desequilibrio que con algo que se rompe o se lesiona. Estos temas también son invisibles si se buscan en un nivel más bajo. Por ejemplo, no se puede ver el catastrofismo evaluando un pie – hay que hablar con una persona.

Campos de estudio

Hay muchas disciplinas formales diferentes que se pueden estudiar para obtener una mejor comprensión en cada nivel. Hay que tener en cuenta que las disciplinas son muy diferentes entre sí, y muy pocas personas tendrán un conocimiento significativo en más de un nivel.

imagen

En los niveles inferiores, podrías estudiar biomecánica, fisiología del ejercicio o neurodinámica. Cada uno de ellos te daría una mejor comprensión de cómo las estructuras físicas del cuerpo responden al estrés, ya sea rompiéndose y lesionándose, o adaptándose para hacerse más fuertes.

Podrías subir un nivel para estudiar el comportamiento de un sistema más grande como el sistema nervioso, el sistema inmunológico o el sistema endocrino. Esto te ayudaría a ver que el dolor funciona como una alarma. Los sistemas nervioso, inmunológico y endocrino ayudan a establecer la sensibilidad de la alarma, y a determinar los tipos de eventos que la hacen sonar. La “ciencia del dolor” es sobre todo educación en la fisiología básica de estos sistemas en relación con el dolor.

Podemos subir a otro nivel, a la “persona”, donde estamos estudiando el papel de las cogniciones y las emociones en el dolor. Este es el reino de la psicología, cuya relevancia debería ser obvia – el dolor es un evento psicológico.

Los conceptos psicológicos pueden ser muy útiles para comprender por qué el movimiento y la actividad física ayudan con el dolor. Por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual puede explicar cómo el ejercicio puede extinguir los miedos o expectativas que contribuyen al dolor. En muchos casos, esta perspectiva psicológica es más útil para elegir un programa de ejercicios que una enfocado en preocupaciones de “nivel inferior” sobre grupos musculares, repeticiones y conjuntos.

Se podría avanzar aún más para estudiar el papel de los sistemas sociales y económicos. Muchos críticos sociales argumentan que las verdaderas patologías que causan una amplia variedad de enfermedades crónicas – incluyendo la adicción a las drogas, la ansiedad, la depresión e incluso el dolor crónico – tienen su origen más a nivel de la sociedad que del individuo. Por ejemplo, la baja condición socioeconómica es un gran predictor del dolor crónico. La mayoría de los lectores de este blog no se involucran en el intento de resolver problemas a este nivel, pero son muy conscientes de que tienen un gran impacto en los resultados clínicos.

Comparando los diferentes niveles

Los términos “nivel alto” y “nivel bajo” no reflejan ningún juicio de valor. Simplemente indican diferentes perspectivas: una perspectiva es tomar una visión “micro” de cosas relativamente pequeñas y simples como los tendones o los músculos, y la otra es tomar una visión “macro” o global de cosas complejas más grandes como el sistema nervioso y las emociones.

En general, si estás bajando de nivel en tu esfuerzo por explicar algún problema, podrías llamarlo “reduccionista”. Y si estás ascendiendo, eso podría llamarse un enfoque más “holístico” o de “pensamiento sistémico”.

imagen

De nuevo, no hay necesariamente nada correcto o incorrecto aquí – el nivel correcto depende del contexto. Algunos problemas de dolor, especialmente los relacionados con lesiones agudas, se benefician de un enfoque de nivel más bajo – refuerza esto, estira aquello, haz X series de repeticiones de Y durante Z semanas y lo solucionarás. Otros problemas de dolor nunca pueden ser realmente “arreglados”, y pueden ser difíciles de tratar incluso con todo un equipo de psicoterapeutas, trabajadores sociales y abogados.

Aunque cada extremo del espectro tiene sus costes y beneficios, no hay duda de que hasta hace muy poco, los fisioterapeutas han pasado demasiado tiempo en los niveles inferiores, buscando problemas en los tejidos con sus microscopios, mientras que ignoraban algunos problemas humanos muy reales y de gran envergadura sentados justo delante de ellos. Si la “revolución de la ciencia del dolor” significa algo, es que está tratando de mejorar la alfabetización básica en los niveles superiores. “Jugar con el movimiento” significa explorar un problema desde tantos niveles y perspectivas diferentes como sea posible. En pocas palabras, encontrar actividades físicas que sean desafiantes, significativas y variables nos llevará a comprometernos en casi cualquier nivel que importe.

Esto fue publicado originalmente en el sitio web de Todd Hargrove. Puedes hacer clic aquí para leer más blogs de él.

¿ESTÁS AL DÍA CON LA INVESTIGACIÓN MÁS RECIENTE?

Nuestro equipo de expertos analiza y resume la investigación mas reciente y clinicamente relevante cada mes.

Suscríbete a nuestra revista sin compromiso durante 7 días, si después de una semana no quieres ser un fisioterapeuta actualizado, puedes cancelar tu suscripción sin coste alguno.

MÁS INFO

Sobre el Autor

author

Todd Hargrove

United States

Todd Hargrove es un profesional certificado de Feldenkrais, Certified Rolfer y autor de artículos de investigación. Todd se graduó en el Hamilton College en 1990 con un B.A. en Economía, y en la Facultad de Derecho de la Universidad de Washington en 1995 con un J.D. Mientras trabajaba como abogado, Todd desarrolló dolor crónico de cuello y espalda, pero logró eliminarlo a través de la autoeducación, el cambio de estilo de vida y el ejercicio. Abandonó la ley en 2005 para convertirse en un terapeuta manual, con el fin de ayudar a los demás en la forma en que se ayudó a sí mismo. Desde 2008, ha escrito un blog en BetterMovement.org, que se centra en la aplicación de una comprensión moderna de la ciencia del dolor y la neurociencia de las terapias basadas en el movimiento.

Mi clasificación

Comentarios

Si tienes una pregunta, sugerencia o enlace de alguna investigación relacionada, ¡compártelo a continuación!