¿Puede el entrenamiento de los músculos del suelo pélvico después del parto reducir la incontinencia urinaria y anal? Un ensayo controlado aleatorizado y cegado por el evaluador


Este es un resumen de las revisiones de investigación que encontrarás cada mes en nuestra revista. Doce revisiones por mes para manenerte siempre actualizado como profesional sanitario.

Puntos clave:

  • Los ejercicios para los músculos del suelo pélvico, supervisados por un terapeuta especializado semanalmente durante 12 sesiones, son eficaces para reducir la incontinencia urinaria y las molestias percibidas por la disfunción del suelo pélvico a corto plazo después del parto (6 meses).
  • No se encontró ningún efecto para la incontinencia anal.
  • A los 12 meses no hubo diferencias entre los grupos de intervención y de control con respecto a los niveles de incontinencia, sin embargo, la fuerza muscular y la resistencia se mantuvieron en el grupo de intervención.

Antecedentes y objetivos:

La incontinencia es un problema postnatal común y significativo que puede causar angustia y reducir la calidad de vida de las mujeres. Aproximadamente el 30% de las madres experimentan incontinencia urinaria y el 10% incontinencia anal. El prolapso, el dolor y los problemas sexuales son también factores molestos comunes causados por la disfunción del suelo pélvico relacionada con el nacimiento en el 40-91% de las mujeres primíparas (1).

Aproximadamente el 30% de las madres experimentan incontinencia urinaria.

Métodos:

Este estudio fue un ensayo controlado aleatorizado (RCT) cegado que evaluó los efectos del entrenamiento de los músculos del suelo pélvico (PFM) presencialmente con un fisioterapeuta sobre la tasa de fugas urinarias y anales (resultado primario), así como las molestias, la fuerza muscular y la resistencia (resultados secundarios). 84 mujeres primíparas participaron en este estudio (intervención = 41, control = 43).

Programa:

  • Comienzo, 9 semanas después del parto con instrucción inicial para ambos grupos.
  • El grupo de control no recibió ninguna instrucción después de la evaluación inicial.
  • La función de los PFM se midió con el manómetro Myomed 932.
  • x 12 sesiones semanales de biofeedback Neurotrack con un sensor vaginal.
  • La duración media de la intervención fue de 3,7 meses.
  • Ejercicio: supino x 10 contracciones submáximas manteniendo 7 segundos con 10 segundos de descanso entre contracciones, realizando hasta 3×10 contracciones.
  • En las sesiones 8 y 9, se añadieron tres contracciones rápidas al final de cada contracción.
  • Programa de ejercicios en casa – 3series de 10 repeticiones por día más el ejercicio “knack” (precontracción de los PFM antes de toser/estornudar).
  • Los resultados finales fueron recopilados a los 6 meses con un seguimiento adicional a los 12 meses. Se reevaluaron la adherencia, el Australian Pelvic Floor Questionnaire (Cuestionario del suelo pélvico australiano)(3) y las medidas de fuerza y resistencia muscular.

Resultados:

Al recopilar los resultados finales (6 meses después del parto):

  • La incontinencia urinaria mejoró en el grupo de intervención, el 57% de las pacientes aún eran sintomáticas frente al 82% en el grupo de control.
  • La molestia relacionada con la vejiga se redujo a un 27% en el grupo intervención frente a un 60% en el grupo de control.
  • Incontinencia anal, no hubo beneficio para ninguno de los dos grupos.
  • Molestias relacionadas con el intestino, no hubo beneficio para ninguno de los dos grupos.
  • Los cambios de fuerza y resistencia de los PFM favorecieron al grupo de intervención.
  • Los cambios en la fuerza y resistencia del esfínter anal favorecieron al grupo de intervención.

Seguimiento adicional (12 meses después del parto):

  • No hubo diferencias entre los grupos para la incontinencia urinaria y anal o las molestias relacionadas.
  • Se mantuvo la fuerza y resistencia de los músculos del suelo pélvico y del ano a favor del grupo de intervención.
  • Sólo el 33% devolvió su diario de ejercicios e informó de haber hecho algunos de los ejercicios.

Limitaciones:

  • Tasa de abandono significativa en el grupo de intervención.
  • Dificultad para detectar cambios en la incontinencia anal ya que no todos los sujetos tenían este problema.

Implicaciones clínicas:

Los ejercicios postnatales de los PFM pueden reducir la incontinencia urinaria y las molestias relacionadas, además de mejorar la fuerza muscular y la resistencia a corto plazo. La pregunta clínica planteada por este RCT es:

‘Si esto es sólo un efecto del entrenamiento a corto plazo y la incidencia general a largo plazo en las mujeres postnatales no mejora, ¿son realmente rentables y útiles las técnicas de entrenamiento de los PFM defendidas en todo el mundo en las guías clínicas?’

Ha sido difícil, debido a una metodología de investigación deficiente o heterogénea, determinar si, de hecho, el tan cacareado programa de hipertrofia utilizado en este y muchos otros estudios sobre los PFM es eficaz a largo plazo (4). Hubo una cantidad considerable de contacto con el terapeuta y de uso de máquinas durante el período inicial de 12 sesiones en este estudio, lo que promovería los beneficios a corto plazo. En realidad, pocas mujeres tendrían la capacidad de recibir una terapia de biorretroalimentación intensiva inicial de 12 sesiones presenciales con un fisioterapeuta, ni un seguimiento a largo plazo en muchos países. La falta de cumplimiento para hacer estos ejercicios de tipo “kegel” después de unos pocos meses, bastante rígidos y aburridos, parece ser un factor significativo en muchos estudios (5).

Posiblemente, lo colectivos centrados en la Salud de la Mujer podría necesitar “alejarse” del enfoque planteado en este estudio y desarrollar enfoques de sistemas de movimiento adaptados individualmente, que incorporen la función de los PFM en los sistemas/estrategias de movimiento y control de la presión de todo el cuerpo. El actual programa de hipertrofia ampliamente utilizado en este estudio ha sido muy beneficioso para obtener financiación para la fisioterapia del suelo pélvico. Ahora puede ser el momento de desafiar el status quo y pasar a un enfoque que permita la integración de los PFM en la consecución de un aprendizaje motor complejo autónomo en línea con la actividad física deseada por la mujer.

Puede que sea el momento de desafiar el status quo y pasar a un enfoque que permita la integración de los músculos del suelo pélvico en la consecución de un aprendizaje motor complejo autónomo en línea con la actividad física deseada por la mujer.

¿Te ha gustado? Esta es solo una de las 12 revisiones de investigación que encontrarás en nuestra revista mensual. ¿Quieres saber más? Accede a toda la información en el siguiente enlace.

¿ESTÁS AL DÍA CON LA INVESTIGACIÓN MÁS RECIENTE?

Nuestro equipo de expertos analiza y resume la investigación mas reciente y clinicamente relevante cada mes.

Suscríbete a nuestra revista sin compromiso durante 7 días, si después de una semana no quieres ser un fisioterapeuta actualizado, puedes cancelar tu suscripción sin coste alguno.

MÁS INFO

Sobre el Autor

author

Physio Network

Nuestra misión es mejorar los estándares de fisioterapia en todo el mundo.

Mi valoración

Comentarios

Si tienes una pregunta, sugerencia o enlace de alguna investigación relacionada, ¡compártelo a continuación!